El profesor Hideyo Noguchi. Su llegada a Guayaquil

Fotografía de El profesor Hideyo Noguchi. Su llegada  a Guayaquil

A las 12 y 45 p.m. fondeó ayer, en la ría, el vapor Ucayali de la C. P. de V. y D. del C. a cuyo bordo vino el célebre bactereólogo mudial Sr. Dr. Hideyo Noguchi, presidente de la Comisión Científica Rockefeller que, desde algunos días se halla entre nosotros.

La llegada del vapor estaba anunciada para la una de la tarde y, con tal motivo el recibimiento que se le hizo no fue el mismo que se le tenía preparado.

Sin embargo, alcanzaron a ocupar el San Pablo. -buque en el que debían ir a recibirlo- los señores, Dr. Juan B. Arzube Cordero, José J. de Icaza Noboa y Alberto Reina, delegados del Concejo Municipal; Vicente de Santisteban E., delegado de la Asociación Escuela de Derecho; Francisco Cabanilla Cevallos, delegado de la Asociación Escuela de medicina; Dr. León Becerra, Director de Sanidad; Dr. Wenceslao Pareja, Director de los Lazaretos; Juan Modesto carbo Noboa, Médico del hospital de niños; Dr. Juan Illinworth, delegado del señor Gobernador de la Provincia; los Drs. Teófilo N. Fuentes Robles, Luis Espinoza Tamayo, Juan Fco. Rubio y otros caballeros más.

También como es natural, fueron a darle la bienvenida los Drs. Kendall, Lebredo y demás miembros de la comisión higienista.

Eran las 2 y 40 cuando el Dr. Noguchi y sus acompañantes desembarcaron por el muelle del vapor San Pablo, dirigiéndose, acto continuo al hotel Tívoli, donde se le había preparado alojamiento.

El Dr. Noguchi ha venido con sus ayudantes Srs. Milton Briggs Wiley y Charles E. Renlow y sus auxiliares Mary Anita Wey, Augusta Rather y Vena E. de Richemond; y si tan renombrado bactereólogo demoró su venida a Guayaquil, ello obedeció a que de Nueva York no salió junto con la otra comisión sino únicamente el 27 de junio próximo pasado, que se embarcó en dicho puerto.

Ha traído dos jaulas de animales para hacer sus experimentos de Laboratorio, y desde hoy comenzará a visitar los Lazaretos y Hospitales de la ciudad.

A parte de otros méritos, el Dr. Noguchi tiene el de haber sido el que en unión de Erlich, preparó la fórmula 606 contra la terrible sífilis; y es un hombre tan dedicado al estudio que con justicia, se le tiene como eminencia científica.

Carece de la mano izquierda, pues la perdió en circunstancias que realizaba un experimento de laboratorio.

Es japonés y tienen un carácter alegre y comunicativo. Ríe con frecuencia. Es de estatura mediana, más bajo que alto, viste con modestia y habla varios idiomas, inclusive el español.

Este contenido fue publicado originalmente por el diario El Guante de Guayaquil el 16/07/1918. El contenido de este artículo es una transcripción textual de la noticia publicada en la primera plana del mencionado diario guayaquileño.

Otros artículos