Tradición y vanguardia en el festival Musimuestras de Guayaquil

Fotografía de Tradición y vanguardia en el festival Musimuestras de Guayaquil

Los sonidos tradicionales de la música ecuatoriana serán interpretados en el Musimuestras 2018 desde una visión contemporánea. Para ello, los aires nacionales irradiarán a la música internacional, con los aportes de músicos locales a géneros como el jazz y el blues instrumental.

La música tradicional ecuatoriana, la académica, el rock y el blues integran los cuatro capítulos de la decimocuarta edición del festival del Museo Municipal de Guayaquil, que mantiene un perfil didáctico.

El ciclo de conciertos gratuitos se inició ayer (20 de junio del 2018) y se extenderá hasta el 30 de junio, con 11 presentaciones en el propio museo y en la Plaza Colón.

Para la apertura, el músico esmeraldeño Benjamín Vanegas se planteó fusionar música afroecuatoriana, arrullos y temas tradicionales, con jazz latino. El sonido de marimbas y cununos se mezclan con piano, guitarra, bajo y batería del grupo guayaquileño Vargas Project Band.

«La idea es imprimirle frescura a los arrullos afroesmeraldeños, con una instrumentación más contemporánea y una fusión de géneros y estilos», explicó el pianista Gustavo Vargas, director de la Escuela de Música de la Universidad Católica de Guayaquil y del Vargas Project Band.

El capítulo de música tradicional lo complementan dos conciertos de Juanita Córdova con pasillos, valses y pasacalles de la Sierra y Costa.

El festival es una vitrina para nuevas composiciones de música de cámara. En contraste, el capítulo de rock incluirá a exponentes de la música independiente como Luis Rueda, Ludovico, Son Locoson, Álex Eugenio y Banda Brava.

«Es una muestra especial porque se concentra en lo local. Es una ventana de lo que existe, de lo que está sonando en Guayaquil», dijo Gabriel Castro, coordinador del Musimuestras.

En el capítulo del blues participarán el compositor y guitarrista quiteño Andrés Noboa, que le imprime una identidad local a la música de raíces afroamericanas de los EE.UU.

Se trata de una aproximación similar a la que hace desde su piano Lyzbeth Badaraco en una serie de temas que fusionan ritmos andinos y afros con lenguaje de jazz.

«Es un proyecto vinculado a las raíces ecuatorianas y latinoamericanas. Mi propuesta encierra ritmos folclóricos latinoamericanos junto con una propuesta jazzística», explicó Badaraco, quien planea grabar un disco con sus composiciones.

Fuente: Artículo publicado en el diaro El Comercio en la sección Tendencias, reportaje de A. García y fotografía por Enrique Pesantes www.elcomercio.com

Otros artículos