Mario Oñate hace tributo a sus raíces latinoamericanas

Fotografía de Mario Oñate hace tributo a sus raíces latinoamericanas

Hasta el próximo sábado 27 de julio se exhibirá la exposición de pintura Colores y formas en el mundo andino del artista ecuatoriano Mario Oñate, en el Museo Municipal de Guayaquil.

La exhibición muestra alrededor de 20 piezas realizadas en técnicas variadas como acuarela, grafito, tinta china, carboncillo, acrílico, óleo y muestras de grabado en serigrafía artística, a través de las cuales el artista logró un acercamiento a las obras clásicas, especialmente al arte español.

El trabajo pictórico de Mario Oñate está teñido de un tono poético. La imagen de cada pieza está construida desde la textura, el color, el clima que percibe en su trabajo. En cada pintura el artista habla de la imaginación y un mundo interior que no excluye sus orígenes y su amor por la tierra que lo vio nacer.

La fuente de inspiración con la que el artista realizó su muestra también se vio influenciada por obras de grandes artistas como Goya, Velásquez, Picasso y Dalí, que motivaron al arte en el continente europeo.

Sin embargo, sus raíces latinoamericanas le permitieron tomar distancia y mirar los diferentes autores, como Rufino Tamayo, Torres García, Fernando Szyszlo, Ramírez Villamizar, quienes formaron una generación con identidad propia, al igual que los nacionales como Enrique Tábara, Estuardo Maldonado, Sola Franco, que para Mario Oñate han sido referentes importantes en su trayectoria artística.

Además de pintor Mario Oñate es psicólogo, tiene una maestría en Estudios de la Cultura, Diplomado Superior en Arte, entre otros.

Ha realizado exposiciones individuales y colectivas tanto locales como en el extranjero, en Colombia, Cuba y Bogotá, donde hizo un mural en el edificio de la sede del Parlamento Andino en el 2015. (I)

Este artículo fue publicado en la versión digital del diario EL Universo del 22 de julio de 2019.

Otros artículos