La historia del país en murales de arcilla

Fotografía de La historia del país en murales de arcilla

Fundidos en barro y quemados en fuego se exponen los catorce murales de la artista quiteña Carmen Cadena Navarro en el Museo de Arcilla ‘María Eugenia Puig Lince’, que está ubicado al pie del estero Salado.

Estas piezas pertenecen a la exposición del conjunto escultórico ‘La historia en arcilla’, que recrea de manera secuencial cuatro momentos importantes de la evolución social de la ciudad y el país.

El primer momento del recorrido es ‘Danzas rituales’ y los paneles que se exponen en esta parte representan la invocación de la guerra, la celebración a los apus, sol, chamanes, entre otros.

‘La conquista española’ es el segundo periodo expuesto y comprende murales sobre la conquista, la Colonia, la Ilustración y los astilleros.

La fase ‘Emancipación nacional’ incluye a los próceres del 10 de Agosto, la revolución del 9 de Octubre de 1820, la Batalla del Pichincha, la Revolución Alfarista y demás.

El recorrido concluye con el cuarto estadío, ‘Nuestra vida como pueblo’, simbolizado por piezas como ‘La migración del siglo XXI’ y ‘Guayaquil y la regeneración urbana’.

La técnica del modelado escultórico de la arcilla es ancestral y existe de diversos tipos. La de estas paredes, por ejemplo, es rica en hierro, componente que le otorga el color naranja y café a las mismas.

El museo tiene un solo piso con una superficie de 80 metros cuadrados, pero sus paredes de vidrio generan la sensación de amplitud y dan vista directa a la naturaleza que rodea el sitio.

En la parte lateral derecha se sitúan elementos extraídos de la colección itinerante del Museo General, que comprende réplicas en miniatura de restos de las culturas Manteño-Huancavilca y Valdivia, así como también copias de documentos importantes, tales como archivos de diarios de antaño, actas coloniales del siglo XVII, reglamentos gubernamentales y además maquetas de estatuas como la de Bolívar y San Martín, fotos de Eloy Alfaro, un modelo a escala del auto Ford R-coupé y otros.

Desde su inauguración, el 15 de noviembre de 2013, el lugar recibe a docenas de turistas, locales y alumnos de instituciones educativas, a quienes orienta Ronald Tapia, historiador y director del museo. Él explica en francés, inglés o español los elementos estéticos, culturales e históricos de cada panel.

El director espera que “la ciudadanía aproveche estos espacios, que están pensados no solo para la conservación de la historia, sino también para la recreación artística y la educación de las masas”.

La exposición está abierta de manera gratuita de lunes a domingo, de 10:00 a 17:00, en el parque lineal de la avenida Barcelona, entre los puentes El Velero y el de la calle 17.

Fotografía: Christian Vinueza.
Este artículo fue publicado en la versión digital del diario Expreso del 19 de septiembre de 2019.

Otros artículos