Día Internacional del Museo se vive desde el confinamiento

Fotografía de Día Internacional del Museo se vive desde el confinamiento

“El museo tiene una capacidad increíble como agente de transformación social… la función del museo es el abrir realidades posibles, mundos posibles y espacios de reflexión”, manifiesta Susan Rocha, directora del Sistema Integrado de Museos y Herbarios de la Universidad Central del Ecuador.

Para ella el arte y la cultura es una necesidad humana, que ahora mismo se está viendo afectada “por la pandemia”, -como algunos prefieren definir a los tiempos actuales-.

Hoy es el Día Internacional de los Museos, en otra ocasión su mayor celebración sería el recibimiento de sus visitantes para con ellos disfrutar de la agenda especial pensada para esta fecha, pero la realidad se enmarca en un confinamiento - hoy 68 días-.

El sector cultural ha sido uno de los más golpeados. “A causado un efecto negativo en los contextos económicos, en los contextos de circulación…”, señala Rocha.

Algo en lo que coincide el artista Abdón Segovia. “Ahorita la gente lo primero que quiere es comprar comida, comprar artículos de primera necesidad y el arte no es algo vital en lo que se refiere a sobrevivencia…”, afirma.

Señala que varios de sus colegas han optado por alternativas, como el dar clases de manera online con costos mucho más bajos que los normales, y así asegurar ingresos.

“Esto genera cambios en el artista de ver qué hacer para sobrevivir, hay artistas que han vendido otros no…”, añade el pintor, quien indica haber tenido un golpe de suerte al vender una obra grande justo un día antes de la pandemia.

Hay artistas (según el estatus aclara) que ganaban $30 por día, otros que por encargo podían tener un ingreso de entre $200 y $500 cada obra, o quienes por cuadro ganaban desde $ 1000 hasta $3000, explica.

Rocha asegura que la existencia de unas políticas culturales podrían haber amortiguado la realidad económica - actual de los artistas. “Precisamente son estas políticas las que podrían mantener un norte filosófico, ético… que permita generar unas ciertas condiciones de igualdad, favorables para el sector cultural…”.

Apuestan por lo virtual

El alma inquietante de los artistas y de algunos gestores culturales han llevado a crear lazos con la tecnología y nuevas oportunidades para el sector.

Segovia junto al artista Hernán Zúñiga idearon la forma de hacer una exposición online, este jueves inaugurarán la muestra Cuarentena Bicentenario, en la que 35 artistas darán a conocer obras realizadas en cautiverio.

“Cabe anotar que los artistas siempre estamos en cautiverio voluntario, como placer lúdico para producir nuestra obras, pero esta vez en una condición de aislamiento global y en específico en nuestra ciudad de Guayaquil, tan castigada por esta insalubridad, con la evidente y patética indolencia del gobierno no central y seccional”, reseña Zúñiga en un comunicado.

El encuentro virtual es una sinergia entre el Taller de Gráfica Eloy Alfaro de Universidad de Artes, MAAC, Casa de la Cultura Núcleo del Guayas y el Museo Municipal de Guayaquil.

La muestra será a las 19:00 por Facebook Live, desde la cuenta de Zúñiga. Posteriormente se engancharán a la cuenta de Segovia para exhibir con su respectiva descripción las 35 obras de temática y técnica libre.

En tanto, desde Quito Rocha y su equipo ponen a disposición -desde hoy- un sitio virtual del Museo Universitario MUCE, que va desde el 2016 hasta la actualidad. Este proyecto -planteado mucho antes de la pandemia- contiene enlace interactivos y -entre otras cosas- una galería a la colección del lugar que custodia alrededor de 400 bienes culturales y patrimoniales, correspondientes a fotografías, mobiliario, instrumental científico y equipos técnicos.

“Lo que hemos hecho es crear un entorno que nos permite dar cuenta -no solamente de los procesos que tienen que ver con la programación- sino también de los procesos de inventario, de documentación, de los procesos catalográficos, de investigación… digamos que son cosas que usualmente no se ven pero que permiten que los museos tengan un soporte”, explica Rocha.

También incluirán recorridos virtuales de sus exposiciones actuales y pasadas, hasta entonces incorporan enlaces con reseñas curatoriales del mismo, como la hecha sobre la muestra Antagónica de Jaime Andrade Moscoso.

Para el viernes tienen pensado lanzar el sitio del Museo de Enfermería Iralda Benítez de Núñez. Para junio, en cambio, publicarán las plataformas de los Museos de Zoología y del Museo Antropológico Antonio Santiana.

Mientras el Maac a través de sus redes sociales presentan recorridos virtuales de sus exhibiciones, entre esas Lugares Inquietantes, un compilado de visiones femeninas elaborado por las artistas Pamela Hurtado, Ericka Olivares y Katya Cazar y curado por la escultora y gestora Larissa Marangoni.

Es así como sus obras que en el presente habitan en salas vacías, ahora están colgadas en la web para de una u otra forma mantener viva la memoria. “El hecho que estén en plataformas para que puedan ser vistas, analizadas, observadas, me parece genial en términos de distribución y de alcance a una mayor audiencia”, manifiesta Cazar, quien además ve al arte como una especie de bálsamo.

“El arte cura en momentos claves después de grandes catástrofes en el mundo”, añade.

Aunque nada se asemeja a la experiencia de contemplar una obra a solo centímetros de distancia. “Es muy difícil reemplazar la experiencia vital que uno tiene de mirar un museo en vivo”, piensa Rocha.

“Lo físico te da otra atmósfera, otra experiencia de poder disfrutar la obra, ver su textura”, agrega por otro lado Segovia.

Mientras tanto Kazar espera que “nos vengan mejores tiempos en los que podamos volver al museo porque no hay nada como hacerlo en persona”.

Este artículo fue publicado en la versión digital del diario El Universo del 18 de mayo de 2020.

Otros artículos